Fundación fënn

Este es el tratamiento que se viene a la mente de cualquiera al hablar de reproducción asistida, sin embargo, no todas las parejas llegan a necesitar una FIV.

10% de las parejas con infertilidad, sólo el 30% necesitó tratamientos de alta complejidad (FIV).
Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (RED LARA) en el año 2009

Tratamientos de Alta Complejidad

Fertilización In Vitro

La FIV es un tratamiento de varias etapas:

Estimulación ovárica:

En general el día 1 de menstruación se le indica a la mujer como comenzar su tratamiento hormonal (existen varios protocolos dependiendo del diagnóstico, edad y criterio médico). Durante 8 a 10 días la mujer deberá inyectarse hormonas y realizarse algunas ecografías de seguimiento (3 o 4) para ver cómo va el crecimiento de los folículos (si van creciendo bien, o lento, si hay muchos o pocos). Además deberá hacerse exámenes de sangre para ver el nivel de hormonas. De esta forma, se van ajustando las dosis hormonales.

Aspiración folicular o punción ovárica:

Una vez que se comprueba por una ecografía que hay un número adecuado de folículos que han logrado un tamaño adecuado (entre 16 y 18 mm de diámetro), se programa la aspiración folicular. En este punto se indica a la paciente poner la inyección de HCG, que es la hormona que ayuda a la maduración final de los óvulos que se produce entre las 36 y 40 horas siguientes. Es clave ponerse esta inyección en la hora indicada ya que el pabellón y la aspiración están coordinadas con la hora exacta de esta inyección.
La aspiración folicular se lleva a cabo mediante una intervención quirúrgica sencilla, de corta duración, es un procedimiento indoloro bajo sedación. La recuperación es sencilla: reposo y abundante líquido. Para ese día se entrega licencia médica laboral.
Tras la intervención, puede haber complicaciones poco habituales como el síndrome de hiperestimulación ovárica. En general, las pacientes han declarado sentir molestias o pequeños sangrados vaginales, malestar uterino y/o mareos y vómitos propios de la anestesia.

Muestra de espermios:

En el caso de parejas heterosexuales, mientras la mujer está en la aspiración, el hombre está donando su muestra (si es que no se usa espermiodonación). Si el hombre no está el día de la punción, deberá entregar la muestra antes de la fecha programada y será congelada hasta el momento en que se realice la fertilización de los ovocitos.
Si se utiliza muestra de donante, la muestra deberá ser enviada por el banco elegido al laboratorio de reproducción asistida previamente (proceso para el cual el centro o clínica te guía).

Fecundación:

La fecundación puede ser mediante técnica de FIV convencional que consiste en colocar en una placa de cultivo un óvulo rodeado de espermatozoides y esperar que se junten, o por Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI). La técnica de ICSI consiste en introducir un espermatozoide dentro del óvulo con la ayuda de una pipeta (esto para casos de factor de infertilidad masculino severo, fallos de fecundación previos con FIV convencional, fallos de tratamientos previos de Inseminación Artificial o número limitado de ovocitos).

Incubación de los embriones:

Una vez que el óvulo ha sido fecundado, se le llama embrión. Los embriones se dejan en una incubadora específica que mantiene las condiciones óptimas de desarrollo embrionario, por 3 hasta incluso 7 días. Una vez que se termina el proceso de incubación, se analizan en el microscopio para asignarles un grado de calidad.

Alrededor del 50% de los óvulos fecundados llegan al día 5, a estado de blastocisto.

Transferencia embrionaria:

Puede realizarse en el mismo ciclo que se realiza la aspiración , lo que llamamos transferencia en fresco o realizarse después dependiendo de si se hace estudio genético preimplantacional (PGT) o si existen contraindicaciones para hacerla en ese ciclo, lo que llamamos transferencia en diferido.

Si la persona o pareja decide realizarles PGT a los embriones, es necesario que estos hayan llegado a día 5, donde se biopsian alrededor de 5-7 células. Generalmente, el resultado se obtiene en 3 semanas promedio y los embriones se congelan hasta obtener el resultado y saber si serán transferidos en un próximo ciclo.

Por otro lado, si no se realiza este examen y si no existe una contraindicación, es decir, la mujer no quedó muy inflamada o sus niveles hormonales no están muy elevados luego de la punción, podrá realizarse una transferencia en fresco. Para esto, se le recomendará comenzar a tomar estrógenos y progesterona para que su endometrio (capa uterina donde implantan los embriones) tenga el aspecto y grosor adecuados para favorecer la implantación. En estos casos, la transferencia se realiza en el día 3 o 5 (dependiendo de cómo se hayan desarrollado los embriones, la regla general es llegar a día 5). Se escogen el o los embriones de mayor calidad visual y se transfieren al útero de la mujer con el objetivo de que se produzca la implantación y se inicie con ello el embarazo.

Los embriones que no son transferidos se congelan y pueden ser usados en un ciclo posterior sin necesidad de una nueva estimulación ovárica.

Costo: cuesta entre $3.500.000 a $6.000.000 incluyendo hormonas y exámenes (valor particular). Esto es para una FIV simple o ICSI, sin compra de óvulos o espermios, ya que dichas prestaciones no cuentan con código Fonasa y siempre deben pagarse de forma particular.

Hoy existe codificación PAD para este tipo de tratamientos que es lo mínimo que debe reembolsar una isapre y es lo que debe pagar un beneficiario Fonasa atendiéndose por PAD.

Si se realiza PGT o hay contraindicaciones para realizar una transferencia en fresco, se le pedirá a la paciente que descanse un ciclo (una menstruación) y luego comenzará la preparación del endometrio.
Existen dos alternativas para realizar una transferencia en diferido (congelada): en un ciclo natural (esperar a la que la paciente ovule, y que tengan un adecuado diámetro endometrial) o en un ciclo de terapia de reemplazo hormonal (en el cual se le indican estrógenos hasta tener un buen diámetro endometrial y posteriormente progesterona para poder realizar la transferencia).