Fundación fënn

Tratamientos experimentales en fertilidad

21 de febrero de 2024

En el vasto y complejo mundo de la medicina reproductiva, la continua búsqueda de tratamientos innovadores que puedan mejorar las tasas de éxito de concepción es una prioridad para investigadores y especialistas por igual. A medida que avanzamos en nuestra comprensión de los complejos mecanismos de la fertilidad humana, surgen nuevos tratamientos con el potencial de abordar algunos de los desafíos más grandes en este campo.

Entre los tratamientos experimentales que están más en boga se encuentran el uso de Filgrastim, de la hormona del crecimiento (GH) y del plasma rico en plaquetas (PRP) se destacan como prometedores pero controvertidos. Estas intervenciones, originadas en distintas ramas de la medicina, están encontrando su camino hacia el tratamiento de la infertilidad, ofreciendo esperanza a aquellos pacientes que enfrentan obstáculos en su camino hacia la paternidad. En este artículo exploramos los potenciales usos de estos tres tratamientos para fertilidad:

 

  • Plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un concentrado de plasma sanguíneo que contiene una alta concentración de plaquetas, células conocidas por su capacidad de liberar factores de crecimiento y citoquinas que promueven la cicatrización de heridas y la regeneración de tejidos. Se obtiene mediante un proceso de centrifugación de la sangre del propio paciente, separando el PRP del resto de componentes sanguíneos. Este concentrado se utiliza en diversas áreas médicas, incluyendo ortopedia, dermatología, cirugía plástica, y más recientemente en el tratamiento de ciertas condiciones de infertilidad, por su potencial para mejorar la regeneración y reparación de tejidos.

Áreas de uso en tratamientos de fertilidad:

– Mejora de la función ovárica: Se ha explorado el uso de PRP para rejuvenecer los ovarios en mujeres con baja reserva ovárica o con menopausia precoz. La idea es que los factores de crecimiento del PRP puedan estimular los folículos restantes en los ovarios para mejorar la producción de óvulos o reactivar ovarios que han cesado su función.

– Tratamiento de la insuficiencia endometrial: El PRP también se ha utilizado en mujeres con endometrio delgado, una condición que puede impedir que el embrión se implante correctamente en el útero. La aplicación de PRP en el útero busca aprovechar sus propiedades regenerativas para estimular el crecimiento y mejora de la calidad del tejido endometrial.

 

  • Filgrastim

El Filgrastim es un factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF), una glicoproteína que se utiliza para estimular la producción de neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco, en pacientes con ciertas condiciones médicas, como aquellos sometidos a quimioterapia. En el ámbito de la fertilidad, el uso de Filgrastim se ha explorado en varios contextos, aunque su aplicación es menos convencional y se encuentra en una etapa más experimental comparada con tratamientos de fertilidad establecidos.

Áreas de Uso en Tratamientos de Fertilidad

– Mejora del entorno uterino: Algunos estudios han investigado el uso de Filgrastim para mejorar el entorno uterino en mujeres con historial de fallos de implantación o abortos espontáneos recurrentes. La teoría es que el G-CSF podría mejorar la receptividad del endometrio, facilitando así la implantación del embrión.

– Tratamiento de la insuficiencia endometrial: En casos donde el endometrio es demasiado delgado para permitir una implantación exitosa, el filgrastim ha sido utilizado en un intento por mejorar el crecimiento endometrial. Esto se basa en la idea de que el G-CSF puede estimular la regeneración y el crecimiento del tejido endometrial.

– Soporte durante la fase lútea: Hay investigaciones que exploran el uso de Filgrastim como soporte durante la fase lútea del ciclo menstrual, con el objetivo de mejorar las tasas de implantación y embarazo en ciclos de reproducción asistida.

 

  • Hormona del crecimiento

El uso de la hormona del crecimiento (GH, por sus siglas en inglés) en tratamientos de fertilidad, se ha explorado con el objetivo de mejorar los resultados en ciertos grupos de pacientes que enfrentan desafíos para concebir, especialmente aquellos sometidos a técnicas de reproducción asistida como la fertilización in vitro (FIV). La hormona del crecimiento es una proteína secretada por la glándula pituitaria anterior, que juega un papel crucial en el crecimiento y desarrollo del cuerpo, así como en la regulación del metabolismo.

En el contexto de la fertilidad, la GH se ha estudiado por su potencial para ofrecer varios beneficios:

– Mejora de la respuesta ovárica: Se ha investigado el uso de GH para aumentar la sensibilidad de los ovarios a la estimulación con gonadotropinas, lo que puede resultar en la obtención de un mayor número de óvulos de buena calidad durante los ciclos de FIV.

– Incremento de la calidad ovocitaria y embrionaria: La GH podría mejorar la calidad de los óvulos y los embriones, lo que se traduce en mayores tasas de implantación y éxito de los tratamientos de FIV.

– Reducción de la tasa de aborto espontáneo: Algunos estudios sugieren que la GH puede reducir las tasas de aborto espontáneo en mujeres con antecedentes de pérdidas gestacionales recurrentes, aunque se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

– Apoyo en casos de baja reserva ovárica y en mujeres de edad avanzada: La GH puede ser particularmente útil para mejorar los resultados de fertilidad en mujeres con baja reserva ovárica o de mayor edad, quienes generalmente tienen menos éxito con los tratamientos de reproducción asistida.

 

Aunque la evidencia disponible es prometedora, es importante señalar que el uso de estos tratamientos en la medicina reproductiva aún se considera experimental y no está ampliamente aceptado como un estándar de cuidado. Los estudios realizados hasta la fecha han sido limitados en tamaño y alcance, y se necesitan investigaciones más amplias y controladas para determinar la eficacia, seguridad, y las indicaciones precisas para el uso de GH en este contexto.

Antes de considerar alguno como parte de un tratamiento de fertilidad, es crucial consultar a un especialista en fertilidad. El médico puede proporcionar orientación basada en la evidencia más reciente y considerar si alguno de ellos podría ser adecuada para el caso específico del paciente, teniendo en cuenta los beneficios potenciales frente a los riesgos y costos asociados.

Embriodonación

Testimonios Embriodonación 26 de agosto de 2022 Nuestra primera hija de 7 años, fue concebida naturalmente y no hubo contratiempos durante el embarazo, por lo que un año después comenzamos a buscar un segundo embarazo, esta búsqueda se transformó en 6 años de intentos con 3 abortos espontáneos. Uno de estos abortos fue retenido por [...]

Leer más