Fundación fënn

Artículos

La vida reproductiva de los demás no es tu problema

3 de marzo de 2022

Antes de preguntarle a un matrimonio joven, que lleva mucho tiempo junto cuando empezará una familia… antes de que le preguntes a los papás de un niño que es hijo único cuándo llegará un hermano o hermana… antes de preguntarle a una treintañera si planea tener hijos porque, ya sabes, el reloj no se detiene… sólo no lo hagas. Por favor no lo hagas. No sabes quién está sufriendo por problemas de fertilidad o llorando un aborto espontáneo, o luchando con problemas de salud. No sabes quién está teniendo problemas con su pareja o bajo mucho estrés. No sabes quién está en la duda sobre si tener hijos o tener más hijos. No sabes si han decidido que no es lo adecuado en ese momento, o que nunca será lo adecuado para ellos. No sabes cómo esa pregunta, aparentemente inocente, puede reavivar una pérdida o causar dolor, estrés o frustración.

Para algunas personas esas preguntas pueden no molestar pero en general es bastante probable que sea una pregunta incómoda.

Ya seas un ansioso futuro abuelo o un amigo bien intencionado o un miembro de la familia o un vecino intruso, no es tu problema. Mejor pregúntale al otro como está en este momento de su vida o cuál fue la mejor parte de su día. Si esa persona te quiere involucrar en algo tan personal como son sus planes de tener o no hijos, te lo dirá. Si estás curioso, sólo ten paciencia y espera que te lo cuenten por iniciativa propia y cuando estén listos (basado en el texto de Emily Bingham).

El largo camino a mis hijas

Testimonios El largo camino a mis hijas 21 de agosto de 2023 A mi me tocó vivir la infertilidad, pero hace más de 10 años. Cuando todo era más secreto y se sabía muy poco de los tratamientos. Nos casamos con mi marido a los 29 años y nos fuimos a vivir al Sur. Al [...]

Leer más

El camino de la adopción

Testimonios El camino de la adopción 10 de noviembre de 2023 Sé que suena cliché, pero con mi marido siempre quisimos formar nuestra familia también a través de la adopción, independientemente si teníamos hijos biológicos. En su familia un primo muy querido había llegado por adopción a la familia y nos hacía sentido. Llevábamos dos [...]

Leer más